8.10.07

3.2%

" Bajo el límpido azul de tu cielo"... ¿En seguridad o privada de libertad?,
Guachipelín, setiembre del 2007

Terminamos el soleado día de ayer sin saber si finalmente habíamos despertado de una pesadilla de cuatro años o si por el contrario estábamos cayendo más profundamente en ella. Las consecuencias reales de lo decidido no podrán ponderarse hasta dentro de algunos años y en esas condiciones mi posición es bastante reservada. Por lo pronto constato que el día de hoy amaneció gris y lluvioso y que yo desperté con la camiseta del NO puesta como pijama.

El NO ha perdido por una estrecha cifra (unos cincuenta mil votos), pero su espíritu no ha salido derrotado. Ese seguirá vigente pase lo que pase y la brecha que se ha abierto, así como las huellas que se han dejado, se han dejado y abierto para el futuro y de ningún modo son cosa del pasado. Creo firmemente que los pasos que siguen serán pasos más consecuentes y comprometidos y que estos deberán ser dados con responsabilidad por todos los actores... especialmente por los del SI. Ellos no pueden obviar que más de un 48% de los participantes votamos por una vía distinta, como tampoco los del NO podemos ignorar la dirección señalada por una mayoría apenas más grande. Pero si queremos entender estos resultados en todos sus alcances, entonces debemos tratar de pensar como un conglomerado que debe articular armónicamente sus partes dentro de una estructura funcional. Aquí de lo que se trata no es de olvidar que fuimos del SI o del NO (como lo pretende Arias según su discurso de ayer) sino de conciliar posiciones, de acercar objetivos y de construir una Costa Rica necesariamente solidaria dentro de un modelo liberal a ultranza. Un objetivo compuesto de elementos en principio contradictorios, pero que deberemos saber dosificar de tal modo que puedan convivir en una especie de simbiosis milagrosa. Si fracasamos en ese objetivo la paz social no podrá mantenerse y la Costa Rica con la que soñamos se caerá a pedazos. Tener fe en el futuro es pues algo fundamental.

A pesar de este triunfo del SI, no se puede pasar por alto tres cosas que intervinieron en este proceso y que sin duda jugaron un rol mayor en el resultado:

1) Uso de los recursos públicos en pro de una tendencia. Este es un primer elemento que introdujo una distorsión importante en el debate equilibrado entre ambas posiciones. Al resolver el TSE que los altos funcionarios públicos del presente gobierno podían hacer campaña en pro del TLC, automáticamente estaba aceptando que parte de su tiempo y energías, remuneradas por todos los costarricenses a través de los impuestos, fueran utilizados para un objetivo que solo convenía a una parte de ellos, así fuera la mayoría (aunque antes de ayer eso no se podía saber). Habrá que investigar si hubo también casos de uso directo de recursos públicos en la campaña, lo que sería aún más grave.

2) Financiamiento por completo dispar de las campañas. Mientras el Si gastaba cientos de millones de colones en publicidad, el NO contó con recursos infinitamente menores. En este tema el vacío legal sobre límites a los montos que se podrían usar en la campaña, favoreció ampliamente a la tendencia ganadora.

3) Rompimiento de la tregua electoral. Los últimos tres días que debían estar libres de bombardeo publicitario y de manifestaciones proselitistas fueron utilizados por una prensa, en su mayoría sesgada, para transmitir “informaciones” que favorecíeron los objetivos de la tendencia ganadora. El rol imparcial que debería jugar aquella en estos procesos fue un puro objetivo ilusorio y en su lugar usó su enorme poder para alimentar el miedo bajo el disfraz de simple información. Por ejemplo: Mucho circuló lo declarado por la Ministra de Comercio Exterior de Estados Unidos y por el contrario no se dijo absolutamente nada del proyecto de ley para afianzar los beneficios de la ICC, proyecto de ley llamado “"The U.S. and Costa Rica Trade Cooperation Act" (que no solo hace permanentes los beneficios de la CBTPA -parte extra de la ICC que vence en el 2008-, sino que garantiza la permanencia de TODOS los otros beneficios comerciales de los cuales Costa Rica goza en el mercado estadounidense). Este proyecto de ley fue presentado por los congresistas demócratas Raúl Grijalba de Arizona y Linda Sánchez de California. ¿Por qué se le dio total importancia a la primera información y a la otra estrictamente ninguna? No se puede negar que esta iniciativa, aún si es una simple propuesta, constituye un elemento importante a tomar en cuenta dentro de todo el panorama.

Fue tan evidente la función publicitaria de aquella primera información que la tendencia del SI estuvo repartiendo fotocopias de esa noticia a la entrada de la Escuela de Guachipelín donde me ofrecí para trabajar. Ese es un acto que me parece irregular y que también podría constituir un ejemplo de rompimiento de la tregua electoral. Aquí les presento una fotografía que tomé ayer mismo de tales volantes:


Los tres puntos que enumeré más arriba coinciden con lo señalado por Juan Manuel Villasuso en su análisis de los resultados del referendo por Canal 7. Ahí él advertía que la unión del poder político, del poder económico y del poder mediático en aras de un objetivo común podía resultar muy “destructivo para la democracia”. Creo que dificílmente alguien puede negar que ese sea, en efecto, un gran peligro. A estos tres puntos yo añadiría el poder religioso: En un post ya antiguo dije que la Iglesia Católica debía mantenerse al margen de estos asuntos políticos. Aún así vimos a muchos curas apoyar una u otra tendencia, vimos el uso de elementos religiosos en un anuncio del NO y vimos estos últimos días a Arias en compañía de un sacerdote que aún ayer habló para todo el país luego del discurso del presidente (Y hasta rezó un padre nuestro para todo el país).

Arias, por su parte, tuvo ayer un discurso conciliador que sin embargo incluyó un elemento poco veraz. Me refiero al pasaje donde decía que el pueblo de Costa Rica había ido a las urnas “sin amenazas”. Eso me parece falso, cuando sabemos que el mismo Bush intervino para hacer un verdadero chantaje a los costarricenses, bajo la forma del famoso comunicado y una entrevista donde dicen que ven "difícil" una renegociación (nótese que no dicen que la “descartan”, tal como afirma el titular de la noticia, a todas luces manipulado). Si ese comunicado tan oportuno (hecho dentro del plazo de la tregua electoral) no es una amenaza ¿Qué es? ¿Una advertencia? ¿Un recordatorio? ¿Dónde están los límites entre una cosa y otra?

En cuanto a las declaraciones de los líderes del NO, no puedo decir mucho porque hasta el momento no se han pronunciado formalmente. Aunque sí me parece natural que hayan avanzado que velarán por que el conteo manual de votos sea hecho correctamente y que pedirán un pronunciamiento del TSE sobre puntos litigiosos, tales como el rompimiento de la tregua electoral.

Con todo y todo no le tengo miedo para nada al futuro de este país, aún con el “maldito TLC” (según el propio Arias), como tampoco me dieron miedo los intentos que hicieron los del SI para asustarnos estos últimos días. Y no tengo miedo porque sé que al menos una buena mitad de Costa Rica estará muy vigilante a lo que aquí ocurra y también que la otra se sentirá vigilada y muy obligada a llevar a la práctica todo lo que han prometido. Estemos entonces muy atentos y trabajemos desde el sitio que nos corresponda por el bien común.

6 comentarios:

Julia Ardón dijo...

Le acabo de decir a mi hijo que por favor te lea. Que estoy orgullosa de sentirme tu amiga. Que me impresiona mucho tu lucidez...debe ser genético...
Qué bonito, Eugenio.
Gracias por tus aportes.

Lilit dijo...

Que horror, la misma sensación que cuando se muere alguien en forma inesperada, no lo puedo creer!
Si ayer la democracia estaba viva y confiábamos en ella, una de las pocas herramientas que quedaban en contra del imperialismo.
Quizás fuimos ilusos, tal vez no dependía de nosotros.
No alcanza con que nos quiten los recursos y exploten a nuestra gente, nos despojaron de la fe.
Tu actitud es admirable, seguir atento y vigilante será como la espina en la pata del león.
Ojala Costa Rica corra con mejor suerte que México, aqui los únicos que pueden seguir brindando son los banqueros.
Te abrazo y la verdad, lo siento muchisimo.
Matilde.

jaguar del Platanar dijo...

Me preocupan el montón de anomalías que hubo. Lo importante es que se documenten y se presenten las denuncias respectivas. Nada hacemos si hablamos que ha habido problemas en las urnas si el TSE no aclara una a una las fallas y las irregularidades en que se ha incurrido. Si no hacemos esto el TSE seguirá viendo procesos limpios donde bien sabemos que hay problemas.

silvia piranesi dijo...

Pues he estado todo el día muy agüevada, pero leerte me calmó un poco. La verdad es que tengo la conciencia tranquila.
(y yo también usé la camiseta del no como pijama, jeje)

Gracias

Quimera dijo...

Julia, ya me deseara yo un 10% de la lucidez de mi abuelo, en todo caso muchas gracias por tu comentario. El orgullo es mutuo.

Matilde, gracias por tus impresiones desde allá. Ustedes nos llevan ventaja en este camino y pueden atestiguar de cuales son los grandes peligros. A pesar de ser la nuestra una democracia muy antigua es muy imperfecta y frágil porque sometida a poderosos intereses... Hay tanto por hacer para mejorarla. Me preocupa sib embargo que haya quienes no quieren eso porque les conviene como está.

Jaguar, estoy de acuerdo. Es importantísimo exigir cuentas. Solo de ese modo se puede ir avanzado. Aún así no creo que las irregularidades lleguen a un grado de gravedad tal que impliquen la nulidad del proceso. Muy lejos estamos de eso.

Silvia, es natural sentir decepción... y usar esta bonita camiseta como pijama... jaja. Qué bueno que de algo sirvieron mis palabras para mejorar los ánimos.

Tartaruga dijo...

Decepcion es POCO... Tengo miedo por lo que sera Costa Rica a largo plazo.