20.6.06

Dos anécdotas médicas verídicas

Mi madre, quien siempre tiene muchos cuentos en cartelera, me contó ayer la siguiente anécdota : Una mujer de la alta sociedad de nuestro país, desconfiando de la calidad de nuestra medicina, se va Estados Unidos a hacerse una cirugía plástica de corte estético. Cuando llega ante el médico, él le habla en un español que le suena muy conocido, un español de erres arrastradas y de giros coloquiales con sabor a gallo pinto. ¡Claro, el médico es tico! Lo triste del caso (para la señora solamente) es que fue a pagar 8000 dólares por una cirugía que el mismo médico le hacía aquí por tan solo 1500, porque al galeno lo contrataban los gringos con frecuencia para ir a operar allá.

Esta me recuerda otra: Se va un tico a Suiza a consultar a un gran especialista en optometría. Cuando llega al consultorio del médico él le dice: "Pero señor, usted que hizo tan largo viaje hasta acá para verme ¿No sabe que en su país ejerce uno de los más grandes especialistas en la materia, una eminencia mundial?".

2 comentarios:

julia dijo...

it happens!

JayCam dijo...

En Rep. Dominicana, pais de donde soy oriundo, le llaman a eso el Complejo de Guananagarix, en memoria de un un cacique isleño que se volvio loco de halagos con los conquistadores españoles, creyendoles seres superiores.
Ha sido grato leerte.
saludos,
Jay