13.6.07

Un descubrimiento toledano

Nunca se sabe lo que uno pueda encontrar al doblar la esquina de cualquier calle. Y menos aún si se trata de una de esas callecitas estrechas, sinuosas y encorvadas por el peso de la historia que llevan al lomo, como le ocurre a las de Toledo en España. Nunca se sabe, pero en ciertas circunstancias hay algo que anuncia lo qué pueda ser. La mañana del descubrimiento que les narro, hubo un presagio que se colgó de los balcones medievales, serpenteó sobre los adoquines gastados, aleteó desde los torrejones inmemoriales y llegó hasta mis oídos bajo la forma de exquisitas notas musicales como salidas de todos los secretos guardados por los muros de Toledo durante dos mil años.

Adivinar entonces que al girar en la siguiente esquina me iba a encontrar con algún o alguna talentosa instrumentista, no me fue difícil. Lo que no podía intuir es que se trataba además de una hermosa muchacha que manipulaba con suma elegancia un instrumento para mí completamente desconocido, pero cuyas misteriosas sonoridades me conquistaron de inmediato: la viola de teclas. Este instrumento de origen sueco es como ver un violín con algo de piano y de cítara hindú. Es como una quimera musical o si se prefiere como un ornitorrinco bien temperado.

Durante un buen rato me detuve a escuchar aquella música tan cautivadora y vi que la muchacha vendía discos con sus melodías. No dudé un segundo y entre dos interpretaciones me acerqué a charlar con ella y a comprarle uno. De hecho, en un mes de viaje, fue el único disco que compré y desde mi regreso de tierras europeas lo he escuchado mucho. Es una obra preciosa, compuesta de piezas ya sea nostálgicas, alegres o místicas, donde el talento de Ana Alcaide (así se llama la interprete) se conjuga con el de otros músicos para ofrecernos esta música de origen medieval, pero aderezada con giros contemporáneos.

Con el disco, Ana me dio una tarjeta donde viene la dirección de una página web que los invito a visitar porque ahí podrán encontrar extractos de este disco e informaciones adicionales sobre este maravilloso instrumento conocido también como nickelharpa, así como sobre su generosa y estupenda intérprete.

6 comentarios:

wílliam venegas segura dijo...

Por ahí te dejé una invitación. Gracias por tus ideas compartidas. http://cineteatrocr.blogspot.com/

silvia piranesi dijo...

ay quimera... lindísimo..

Matilde dijo...

El único obstáculo que tenemos es la mente.
Quitemos todas las ideas y los conceptos, eso es la primera parte de la liberación, liberarse de la pesada carga del conocimiento. Ten en cuenta que no puedes darle forma a lo que no tiene, y una idea tiene forma, la mente no puede abarcar lo abstracto, entonces le pone forma.

Soltar no incorporar, desaprender... Ser.
Gracias por tus preciosos comentarios y por pasar por casa.
Un beso.

Quimera dijo...

Muy cierto, tal el reto, porque es un gran reto... fácil de plantear, dificilísimo de cumplir.

enric dijo...

Aprerciado Eugenio: Me es grato volver a "epistolar" contigo,primero para decirte que mi nombre, Enric, es Enrique en Catalán y por la tanto soy Español, y Varón (puedes dirigirte a Mí en género Masculino).
Mi Blog está en proceso de creación,pero necesita tiempo,necesito tiempo....Pués viendo Yo Vuestros Blogs como hermosas botellas de cristal lanzadas al Vasto Océano Virtual que es Internet; esconden en su cristalino Utero, Mensajes, Narrraciones, Reflexiones o Comentarios, creados con esmerado Talento.A la espera de que algún Receptivo Navegante las encuentre. Y sin necesidad de frotarlas,solo sacando el tapón que mantiene estanco e incorrupto su interior; Aparece el Genio dispuesto a ofrecerte su Saber,si este es Tu Deseo.

Quimera dijo...

Un gusto Enric. Muchas gracias por las hermosas palabras y el aprecio.

Será un gusto leerte en tu futuro blog, entretanto siempre puedes pasar por acá, que la casa está constantemente abierta a los nuevos amigos.