22.4.07

Ségolène

Por esos coletazos del destino, yo, que nací tiquísimo, terminé con una doble nacionalidad francesa. Cuando vivía en el hexágono pues obviamente era una gran ventaja tener la ciudadanía, pero ya viviendo acá en Costa Rica la condición de francés no me sirve de mucho, tal vez solo para ahorrarme las terribles colas y los cien dólares que cuesta sacar la visa gringa.

Bueno, eso lo decía solo para contar que a pesar de la lejanía, a mí lo que ocurra en Francia sí me interesa y por eso ayer fuí a votar por la señora que ven arriba (la votación en ciertos consulados se hace el día anterior). Nunca antes había votado en una elección presidencial por una mujer y la verdad estoy muy satisfecho. A pesar de que en política las ideas y el empeño para realizarlas son lo que verdaderamente cuenta, doy por cierto que la condición de mujer de algún modo debe incidir de modo positivo. Claro, de cierto tipo de mujer, porque si nos acordamos de la Tatcher, deberemos admitir que esa ejerció el poder con los bríos del más patriarca de los ingleses. Pero Ségolène Royal no puede ser así. Vean la foto. Su rostro lo dice todo.

Desde el lanzamiento de su candidatura ella ha cometido algunas novatadas que le han quitado puntos. Algunos no la creen suficientemente capaz. Pero yo le tengo fe. En todo caso creo mucho más que ella que en sus dos rivales más inmediatos, que no me agradan para nada. Especialmente Sarkozy que es un tipo de derecha que exuda un orgullo que me resulta repulsivo. No puedo olvidar que cuando comenzaron los disturbios del 2005 (recuerdan las quemas de carros, las vidrieras rotas, etc) siendo él ministro del interior, tuvo una desafortunada frase de corte bastante racista que tuvo el efecto de un estañón de gasolina sobre una fogata. Desde entonces ha tenido otras actuaciones que encuentro inquietantes y dudo que sea alguien lo suficientemente ecuánime para dirigir un país que a pesar de todo es una potencia.

Sea cual sea el resultado de esta elección tan reñida, me alegro de haber tenido la oportunidad de votar por una mujer y espero que llegue el día en que en nuestro país también surja una candidata a la presidencia en la cual pueda depositar mi confianza.

7 comentarios:

Julia Ardón dijo...

Qué bonito lo que decís y como lo decís. A mi me pasa algo similar...voy a ir a inscribirme para ver si puedo votar por Hillary, aunque lo reconozco: no lo haría con la misma convicción con que vos votaste por la Segolene...pero bueno, algo es algo...y no es por ser mujeres, es que son mujeres distintas...distintas a la Tatcher y a Condolezza...concientes de que las mujeres traemos cosas ancestrales que tenemos que sacar de adentro , desde las abuelas todas, desde más allá de las brujas y las sacerdotisas de la diosa...para contribuir a un mundo distinto.

Te recomiendo leer a Jean Shinoda Bolen y su teoría de los círculos...creo que lo entenderás.

Cariños

Quimera dijo...

La Hillary tiene una energía similar a la de Ségolène, se les siente. Claro, están en los círculos del poder y ese siempre tiene su lado oscuro, pero creo que a fin de cuentas ambas podrían hacer un muy buen papel. Ojalá podás inscribirte para votar, aunque la democracia gringa sea menos directa que la francesa.

Con respecto a la autora que me recomendás me parece haber leído algo en uno de tus blogs ¿o me equivoco? Creo recordar que era muy interesante.

silvia piranesi dijo...

ay qué bueno que votaste! (y que votaras por Segolene!)
en CR la mayoría de los votos fueron para Sarkozy, qué pereza.
y bueno, ya vimos que se van a segunda ronda... ojalá que suceda algo bueno.

Manda Güevo dijo...

por el vinculo con CR, porque no te pones una invitacion a votar en el referendo como las de www.mandaguevo.ticoblogger.com

Saludos

Quimera dijo...

De comentar algo sobre el referendo lo haría, primero, desde una perspectiva personal o anecdótica y segundo, a su debido tiempo. Pero de ahí a hacer invitaciones a votar en él no creo y menos a hacer proselitismo por una posición u otra (aunque yo tenga la mía).

Evidentemente ese no fue para nada el sentido del post sobre Ségolène ni podía serlo, ni tampoco creo que en este blog haga falta algo semejante porque no me cabe duda de que mis cuatro lectores tienen una opinión bien definida con respecto al TLC y la necesidad de votar en el referendo. Además ¿Quien soy yo para pretender formarles la opinión o bien convencerlos de algo? Nadie. Simplemente un ciudadano más, de a pie, con sus certezas, dudas e incomprensiones sobre un tratado inexpugnable que no me he leído ni me leeré (exactamente como la mayoría de los diputados y algunos sabelotodo).

Con respecto a los resultados de la votación francesa en San José, un mail de la embajada me informa lo siguiente:

De 1015 inscritos votaron 432. De los 12 candidatos nadie se quedó con cero votos. Aún los más minoritarios obtuvieron al menos uno. Sarkozy alcanzó la mayoría con 176, seguido de Ségolène con 131. Bayrou (centro) obtuvo 57, Le Pen (extrema derecha) 20 y Voynet (ecologista) 12. Hubo 3 votos nulos. Para la segunda ronda no veo muchas esperanzas. Pronostico que ganará Sarkozy. Lástima que por esas fechas yo no estaré por acá para votar.

Tartaruga dijo...

Que pena que votaran tan poquitos....lastima. Buena respuesta, por cierto.

Julia Ardón dijo...

Si, por ahí la cito a doña Shinoda...es en la onda de Clarisa Pinkola, psicólogas jungianas....movedoras...me gustan, brujas....