16.3.07

Una frase de Arias sobre el agro

Según la cita que hace la Nación de ayer de una reacción de nuestro presidente Oscar Arias Sánchez a la directiva o recomendación de la Contraloría General de la República pidiendo el cierre del Instituto de Desarrollo Agrario (IDA), él habría dicho: "El IDA no está cumpliendo su fin, el mundo ha cambiado con respecto a 50 años atrás, hoy lo que determina el grado de bienestar de un individuo son los conocimientos, no la tierra".

Esa frase a mí me parece sumamente delicada... llena de implicaciones. ¿Qué quizo decir exáctamente? ¿Que la tierra no tiene valor? No, para nada. Sino él mismo no andaría comprando terrenos a terceros que los adquirieron precisamente del IDA de forma presuntamente irregular. ¿Que los trabajos agrarios deben abandonarse sin más? Esto sería una afrenta a la dignidad y esfuerzos de nuestros campesinos y una traición a nuestra historia agrícola. "Shame on you Mister Arias" si eso fue lo que quiso decir. Y si el conocimiento puro fuera tan importante ¿Porqué aquí entonces comienzan a verse taxistas diplomados que lo son porque no pueden encontrar trabajo en aquello para lo cual estudiaron, así como pordioseros universitarios que no escogieron serlo? Fenómeno que encontramos en países más "desarrollados" que precisamente han ido descuidando su agro.

Siendo Arias, por decirlo así, un puro producto de la oligarquía cafetalera de nuestro país, la frase es no sólo misteriosa, sino ante todo despectiva si consideramos además que la dice un graduado de Essex.

En realidad habría que decir que la posesión de la tierra, en sí, nunca aseguró el bienestar de ningún pueblo, sino la calidad de ésta, la forma en que se distribuye, el trabajo que se ejerce sobre ella y el grado de conocimientos y de inversión que se aplican a su explotación. Si esto último es lo que quiso decir nuestro presidente, entonces sí estoy de acuerdo con él. Pero solo parcialmente, ya que si el IDA, a pesar de todos sus defectos y de los constantes abusos de algunos de sus funcionarios, tiene el noble fin de distribuir parcelas a los campesinos que carecen de ellas, no considero muy afortunado un razonamiento tan ambiguo para reaccionar públicamente a la petición de la Contraloría. Si otro artículo de la Nación explica que muchas de las parcelas distribuidas no han sido explotadas convenientemente porque no fueron acompañadas de una capacitación adecuada, entonces la frase de nuestro presidente más bien debió haber ido en el sentido de que algo se debía hacer reformar el IDA y para que los campesinos desarrollaran sus conocimientos y destrezas agrícolas. ¿No está acaso el mandatario suficientemente bien informado?

Opino que se debe pensar más bien en una reestructuración y reorientación del IDA para que cumpla mejor sus fines y no en su cierre definitivo. Hay cierta esperanza, ya que el Consejo de Gobierno, al parecer, va a proponer convertir el IDA en una "institución que impulse el desarrollo rural".

6 comentarios:

silvia piranesi dijo...

Se la peló de nuevo. Podríamos hacer una antología de estupideces dichas por nuestros im-presidentes.

Cata dijo...

costa rica costa rica...para donde vamos?!....
buen mensaje amigo quimera.

Quimera dijo...

Im-presidentes... jaja... Buena Silvia. Y sí Cata, aquí se ve cada cosa que es muy legítimo hacerse la pregunta de a dónde vamos a llegar por esos caminos.

Jethro Masís dijo...

Muy de acuerdo con esta entrada y con tu indignación. Sólo una cosita: no le demos tantos méritos a Arias quien no se graduó de Oxford, sino de Essex. Jeje

Saludos.

Julia Ardón dijo...

totalmente de acuerdo.

Quimera dijo...

Jaja, Jethro... tenés razón, no hay que darle tanto mérito... yo sabía que era por ahí pero me dió perecilla y a confirmarlo, gracias por la rectificación.